Greenpeace

Save the Arctic

Agencia
Save The arctic

Role
Pblenou

Date
15 de març 2016

Rebobinart y Greenpeace han ido de la mano para el proyecto Save the Arctic. El cambio climático, la pesca destructiva y la industria petrolífera están poniendo en riesgo la supervivencia del ecosistema ártico y, es por ello, que Greenpeace quiso hacer un llamamiento para sensibilizar a la ciudadanía sobre este acuciante problema. Desde Rebobinart, lanzamos una convocatoria para artistas para pintar los muros del proyecto Murs Lliures de la calle Agricultura con Venezuela. De los más de 650 artistas inscritos, se seleccionaron un total de 35, cuyas obras se vincularon con la temática de la iniciativa. Los más de 900 metros lineales de muro fueron intervenidos con coloridos mensajes, convirtiéndose en un poderoso y vistoso reclamo que refleja el apoyo brindado a la campaña.

Paralelamente a la ejecución de las obras por parte de los artistas, se realizó un mural colectivo, en el que participaron niños, mayores y todo aquél que quiso sumarse a la causa. Asimismo, Greenpeace ha abierto un concurso de diseño de carteles que refleje la visión propia del Ártico. Las propuestas ganadoras se utilizarán en eventos de la organización a nivel mundial y los autores irán con la ONG al Ártico para conocer por ellos mismos este increíble lugar.

La lucha por el Ártico por parte de Greenpeace cuenta con una trayectoria dilatada en la que se han llevado a cabo numerosas acciones de sensibilización ciudadana.  En esta ocasión, la ONG se ha unido con el arte para dar una nueva visibilidad a la iniciativa. Desde Rebobinart, apoyamos la campaña no sólo por la imperiosa necesidad de actuar frente a la destrucción del ecosistema ártico, sino también por el trasfondo social y de implicación ciudadana con la que ésta se planteó, filosofía que compartimos totalmente con la organización medioambiental.

La colaboración de Rebobinart con Greenpeace para la campaña Save the Arctic ha supuesto la cristalización de la visión del espacio público como una herramienta de expresión social y de lucha política a través del arte urbano. Con esta iniciativa se ha evidenciado que el uso del espacio urbano como lugar de cohesión social y de participación ciudadana es no sólo posible, sino también, altamente fructífero y útil. Prueba de ello es el gran reclamo que supuso la convocatoria para artistas lanzada desde Rebobinart, a la cual se presentaron centenares de candidatos, tanto nacionales como internacionales, para dar voz a esta campaña. Y no sólo eso, la participación de casi 100 personas en el mural colectivo realizado demuestra la capacidad sinérgica del espacio público, generando un entramado cívico que se vuelca por una misma causa, esto es, la defensa del Ártico.

...

Este sitio es único por lo que requiere un navegador más moderno para poder trabajar.

¡Actualízate!