Ampparito

Barcelona

Proyecto
Ronda Sant Antoni by Ampparito

Ciutat
Barcelona

Date
2 gener 2019

A principios de año, la Ronda de Sant Antoni se ha convertido en un espacio de diversión y ocio para todos los peatones, tanto para pequeños como para adultos, tras la intervención realizada por el artista madrileño Ampparito con la colaboración de ONCE, Chan y Octavi Serra durante la primera semana de enero. Esta iniciativa ha sido impulsada por el Ayuntamiento de Barcelona y se enmarca dentro de un plan de adecuación y revitalización de la Ronda de Sant Antoni, en la cual también se han instalado bancos, sillas, árboles y un nuevo alumbrado para mejorar y dar más valor a este espacio público.

En esta ocasión, no es un muro sino el suelo el que ha servido de soporte para poder llevar a cabo una producción artística que pretendía redefinir este espacio del barrio de Sant Antoni y plantear nuevas visiones y posibilidades de cara a sus habitantes. Ahora, la ronda se ha convertido en una pista de juegos que cuenta con una gran diana, una rayuela, un twister gigante y una pista de atletismo con seis carriles irregulares donde los transeúntes podrán distraerse y divertirse utilizando la calle poniendo un poco de imaginación.

Así pues, se trata de una obra que tiene como objetivo darle un nuevo uso y una nueva vida a este espacio urbano y dotarlo de un carácter interactivo, haciendo que se puedan desarrollar nuevas actividades y relaciones entre los ciudadanos. Por lo tanto, la intención del artista era reforzar la función de punto de encuentro e intercambio de la ronda, siendo ésta una de los ejes vertebrales del barrio, enfocándolo desde la perspectiva del ocio y la comunicación en el marco de la igualdad de condiciones entre personas.

La igualdad es, de hecho, el valor central de esta producción y es el motivo que llevó a Ampparito a diseñar esta enorme pista, ya que, como ex-atleta, su idea era explorar las posibilidades que podían plantear los circuitos deportivos como garantes de la equidad, es decir, como espacios que están pensados ​​para ofrecer las mismas condiciones y posibilidades a un conjunto heterogéneo de personas, siendo cada una de ellas única y diferente a las demás. En consecuencia, el artista ha bautizado la obra con el nombre de «About equal opportunities and lane violation”, o en otras palabras, «Sobre la igualdad de oportunidades y la violación del carril», para recordarnos que la existencia de la igualdad no depende del terreno donde se compite sino de las personas que lo pisan.

Por último, hay que recordar que el trabajo de Ampparito se basa en la subversión de objetos, significados y realidades para generar nuevas experiencias o situaciones y, en este caso, el artista pretendía crear un espacio que invitara a sus usuarios a alejarse durante unos instantes de la competición en la que se ha convertido nuestro día a día y reflexionar sobre la falsa ilusión de igualdad o, como dice el propio artista, el «disfraz de igualdad» que imponen las normas y reglas  que tratan de regir y organizar nuestras vidas. Aparte de esto, hay que decir que esta producción estaba dirigida sobre todo a un público infantil, pero después de haber finalizado la pista hemos podido observar como pequeños y adultos se divertían por igual, ya que la edad sólo es otra barrera que nos hace creer ser diferentes.

...

Este sitio es único por lo que requiere un navegador más moderno para poder trabajar.

¡Actualízate!